Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Mariano Pérez Abad.
Martes, 13 de diciembre de 2016
Los cuentos del Pity-Power

¡Hazte puta, niña, que es progre!

[Img #13915]Por mucho respeto que nos merezca el “oficio más viejo del mundo”, yo no recuerdo haber visto nunca a ningún padre premiar a su hija pequeña por haber dicho que de mayor quería ser prostituta. De hecho, según dice la Ley de Protección del Menor, si la empujas hacia la prostitución, vendrán los Servicios Sociales y te quitarán a la niña. Es evidente que no es un oficio que goce de mucho prestigio social. Aunque haya mujeres poderosas bastante putas en su vida personal, tan sólo recuerdo a una que haya conseguido llegar al poder por el hecho de serlo profesionalmente, la llamaban Cicciolina. Su nombre real era Ilona Staller y en 1987 llegó a ser di-putada por el Partido Radical en el Parlamento Italiano. Todos vimos en su elección una muestra del poco respeto que, por entonces, les merecían sus políticos al Pueblo Italiano.

 

Pero, desgraciadamente, los padres no somos dueños más que de una pequeña parte de la educación que reciben nuestros hijos. Sirva de ejemplo las nuevas leyes regionales de la “Transexualidad”, en las que se dice que nos pueden llegar a quitar su tutela si nos negamos a que les enseñen “lo mucho que mola cambiarse de acera”. Pero a los chavales no se les conquista con el castigo, sino con golosinas. Antaño, muchos padres vivieron la grave tragedia de ver a sus hijos caer en la droga porque se sintieron empujados por un ambiente social que decía que drogarse era “progre”. Así se alimentó el enorme negocio del narcotráfico y a la corrupción política que lo encubría.

 

Ahora tenemos otro negocio a la vista, se llama “Madrid-Las Vegas” y dicen que va a ser algo descomunal. Aunque pueda pecar de paranoico, no sé por qué me huelo que los enormes beneficios que produzca serán solo para unos pocos, pero no servirán para que puedan pagarse pensiones más dignas, sanidad sin demoras ni escuelas de más calidad a todos los ciudadanos de nuestro País. Eso sí, para que funcione serán necesarias miles de putas que habrá que sacar de algún lado y ¿por qué no iban a ser buenas candidatas tu hija o la mía con lo guapas que son? Si ahora que son aún chiquillas se lo pintan bonito, si las convencen de que “no pasa nada”, si les dicen que “mola” y que es “progre”… ¡Quién sabe! Para nosotros sería un delito empujar a nuestras hijas a la prostitución, pero si es Papá Estado quien lo hace, todo es legal.

 

Yo no miro mucho las Noticias porque me da depresión y aún menos esas series populares de la Tele en las que nos dicen lo que hay que pensar. Muchas las ponen en horario infantil y, a veces, sorprendo a los niños mirándolas. No quiero parecerles demasiado severo y no les digo nada por no provocar rebelión, pero me quedo unos minutos con ellos mirando hasta que sale la primera barbaridad, entonces les entra vergüenza y cambian de canal ellos solos. Mientras a mí me ha dado tiempo de enterarme de qué va el guion.

 

Uno o dos años atrás, coincidiendo con que nuestros políticos estaban ultimando las negociaciones con unos capitalistas asiáticos para poner en marcha el colosal negocio en Madrid, en varios episodios de “La que se avecina” se presentaba la prostitución como algo normal, una salida tan digna como otra cualquiera a una situación de paro o de penuria económica. En un episodio, una de las protagonistas se iniciaba en el negocio de la prostitución, luego otra, pero con “sado-masoquismo”, luego aparecía como invitado de honor en la serie un actor porno al que se presentaba como un héroe popular. Todo fue romperse las negociaciones con los asiáticos y desaparecer la prostitución de la escena ¡Qué casualidad!

 

Ahora, de pronto, me encuentro en las redes sociales un artículo publicado el 30-11-16 en “El Mundo”, en el que se ensalza la figura de una prostituta-feminista. No se trataba de una pobre y vulgar puta de barrio o de esas pobres extranjeras que traen los proxenetas a través de las redes de “trata”, sino de una feminista acomodada que convertía el “oficio” en un acto reivindicativo de la noble causa del Feminismo. Estaban convirtiéndolo en un empleo vanguardista, ideal para una chica progresista y moderna. Muy poco tiempo después, en el “First Dates” de la tele, nos presentaron a una pareja de lesbianas. Una de ellas era actriz porno, de veinticuatro años y con el pelo teñido de azul y la otra una chavala muy mona de 18 años cumplidos. Era la pareja protagonista del episodio, porque el resto eran viejos y gente vulgar. Aunque al principio es “la porno” la que parecía que iba a ser rechazada, al final resulta ser ella la que da calabazas a “la monada”. Como resumen, nos estaban diciendo que las lesbianas molan más que las parejas hetero, pero que ser actriz porno aún es mucho mejor que ser más joven y guapa. Poco después me enteré de que parecen haberse reabierto las expectativas para Madrid-Las Vegas, con una inversión procedente del entorno de nuestro Ilustrísimo Presidente Imperial Trump ¡Qué casualidad!

 

Todos sabemos que nuestros grandes medios de comunicación son propiedad de los mismos capitales que manejan a nuestros políticos, los mismos que serían los futuros propietarios de Madrid-Las Vegas, si es que les cuaja el negocio esta vez. Durante muchos años, han estado usando su prensa y su televisión para bombardearnos con la idea de que el “Feminismo Moderno” es una verdad incuestionable, un dogma sagrado, y han censurado todo lo que se atrevía a contradecirlo. A través de su “Feminismo de Pega” han tejido una gran red de negocio, sin importarles que su beneficio se generase a costa de provocar grandes catástrofes familiares. Ahora les dicen a todas las chicas que al feminismo le mola que se hagan putas, para ver si así pueden cubrir las vacantes de sus “puticlubs”. No les importa que en el futuro su beneficio salga de haber provocado que nuestras hijas sean las putas de lujo de este lado del Mundo, en Madrid-Las Vegas.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Martes, 10 de enero de 2017 a las 00:38
Bullero
No os da vergüenza poner artículos de este tipo; a veces parecéis el sector ultrafascistoide y ultraconservador de Interlobotomia... De verdad, que vergüenza ajena me dais.
Fecha: Lunes, 19 de diciembre de 2016 a las 10:04
UN DIEZ
DOCTOR DON mARIANO YA ERA HORA QUE NOS DEFIENDAN A LOS VARONES CASADOS QUE NOS DIVORCIAMOS QUE NOS DAN UNOS PALOS TREMENDOS POR UNOS JUECES EN LOS QUE INFLUYEN FACTORES POLÍTICOS. lOS OTROS DIAS LEYENDO UN ARTÍCULO INFORMABA QUE EL ABUSO CONTRA LOS HOMBRES, LA GUERRA DE TIERRA QUEMADA,ESTABA MUY POR ENCIMA DE OTRAS NACIONES, PORQUE EN eSPAÑA LA GUERRA RELIGIOSA SIGUE COMO EN LA EDAD MEDIA.aDELANTE, Y BIEN POR VEGA MEDIA. Antonio, Molina. Apunto una interviú al doctor mariano.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress