Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Víctor Mirete.
Miércoles, 11 de enero de 2017

Ni Nadia, ni nadie debería vivir algo así

Los Mossos d'Esquadra han encontrado imágenes "de carácter sexual" de la niña Nadia en un pendrive de su padre, imputado por estafa al utilizar la enfermedad de su hija para recaudar dinero. Según ha confirmado una portavoz de la policía de la Generalitat, las imágenes pornográficas han sido localizadas durante el análisis del material informático de Fernando Blanco incautado en su casa”.

EL MUNDO-

[Img #14063]Con solo este párrafo se me llena de mala virgen el cuerpo. No necesito leer más, ni siquiera necesito especular sobre el caso, ni necesito saber si es verdad todo, o parte, o un trozo de lo que se le acusa a estos padres. El solo hecho de que la policía encuentre en un registro del material informático de un padre fotografías (que no son precisamente desnudito en la bañera jugando con un cubo y un patito) con contenido sexual de su hija, hace que me den ganas de matar.

 

Sí, lo sé, matar también es un delito. Pero hay casos en los que habría que solo matar podría ser el medio equilibrado y lógico para erradicar de la faz de la tierra a mentes y personas capaces de traficar, o lucrarse, o entretenerse de forma lasciva con la sexualidad de sus hijos o de los hijos de quien sea. Y es que esa práctica delictiva va más allá del delito. Es una aberración inhumana. Es algo atroz, deleznable, miserable... No es asqueroso, porque tus hijos no son asquerosos. Son la parte más bonita de tu vida, la más tierna y la que más debes proteger. Los asquerosos son los padres o personas capaces de llevar a cabo ese “megadelito”. El peor de los delitos, incluso peor que quitar la vida a alguien. Porque con esa práctica lo que haces es destrozar sus vidas, y su futuro en la mayoría de los casos.

 

Mira, no soy de insultar a nadie, y no soy de meterme en la vida de nadie, pero los desequilibrados, mal nacidos, cabrones, gilipollas, cobardes y degenerados (y no digo hijos de puta porque no tendrá culpa sus madres) individuos que están detrás de esos actos o que lo vayan a estar, les deseo la peor muerte jamás imaginada. No sé si la justicia llegará a todos ellos, pero acabaréis pagando tarde o temprano vuestra pena.

 

Sí, estoy muy cabreado con este y con cualquier caso similar que haya, porque si hay algo que me revuelva las tripas en cada desastroso noticiario que veo cada día, es cuando aparece un caso como este.

 

Dicen que en la cárcel esta gente es maltratada y repudiada. No sé si realmente será así, si vivirán un infierno allí dentro, pero ni por asomo tendrán el nivel de sufrimiento que el que ellos han infringido a esos inocentes niños y a la sociedad.

 

© VÍCTOR MANUEL MIRETE RAMALLO

Vicman_15_25@hotmail.com

novelasvictormirete@gmail.com

https://www.facebook.com/VICMANPRODUCTIONS

https://twitter.com/VicmanProductio

http://vicmanproductions.blogspot.com.es/

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 11 de enero de 2017 a las 12:39
Asensio Piqueras
Te lo he leído esta mañana en cuanto lo he visto, Y tenía en la cabeza escribir lo mismo. Tú has sido más rápido, mejor escrito y suscribo todo, hasta lo que has omitido con todo el dolor de tu corazón, Un abrazo Víctor.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress