Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Viernes, 3 de febrero de 2017
EDITORIAL

PAS, dimisión o moción de censura

[Img #14163]Ya conocen nuestros lectores y el resto de la Región la noticia. Ahora le contaremos la cruda verdad de una realidad espinosa. Para nosotros ha sido un día triste y nos hemos emocionado al comprobar que este pobre hombre, el presidente del Gobierno del viejo Reino de Murcia, ha sido manejado e instrumentalizado despiadamente por una camarilla,  media decena, de la cúpula del que fue el partido popular, y ahora  del duce traficante nacido en Galicia.

Casi se nos saltan las lágrimas al comprobar una vez más, como se quema en un auto de fe político, la vida y la imagen, esta vez del honrado y generoso PEDRO ANTONIO SANCHEZ, ex alcalde de Puerto Lumbreras, aunque finalmente sea declarado inocente de todos los supuestos delitos que hubiera cometido más por ignorancia que por otra razón, más por fidelidad al mando que por errores infantiles y resquemores en los manglares de la Región de Murcia donde ya casi no es muy seguro tomar las aguas del Mar Menor o tomar las aguas límpidas de Escombreras, todo un negocio para dar  agua a los sedientos murcianos.

Y desde luego, no hemos brindado con champán   extremeño, ni hemos intentado ni lo pretendemos lancear al moro muerto y hacer leña del árbol caído. En VMPRESS  somos unos románticos e idealistas que luchamos para que se imponga la Ley por encima de los chapuceros partidos que andan a escopetazos para engullir las mejores tajadas del poder, sea local, regional o nacional. Sí, es cierto, somos unos redomados sentimentales y es por ello que exigimos que este caso del Auditorium no termine como una novela de Corin Tellado, sino buscando a los culpables de los escándalos, a sus socios, cómplices y especialmente a Mister Equis, de vacaciones en el  Caribe a bordo de un lujoso yate o volando para rendir culto en la catedral turca de Santa Sofía, saliendo desde el aeropuerto de Corvera. O a todos aquellos que a nuestras expensas se han forrado de millones y han dejado al Real Murcia en sus horas más bajas de su historia, y ciento treinta mil parados que deben pagar a los pensionistas.

 

Lo cierto es que ni agrada el champán ni tampoco somos aficionados a echar las campanas al vuelo porque el Ttribunal Superior de Justicia ha asumido la competencia sobre el espinoso caso del Auditorium de Puerto  Lumbreras por los presuntos delitos de prevaricación, fraude, falsedad y malversación cometidos por el zagal   PAS. Y esto cómo se paga o como se huye de la quema.

Uno se puede ir a Sangonera, de excursión, o de vacaciones pagadas a Campos del Río, según recomiende el ponente del Tribunal Superior de Justicia murciano y sus colegas magistrados, ponencia que puede quedar en las manos ilusionistas del magistrado su señoría Templado, modelo de imparcialidad, porque para este profesional sin Ley no hay Democracia, que es el problema número.

Luego luego el cuento chino de nunca jamás lavarse  con agua, que pide un despliegue de guardias civiles  y buzos para desentrañar  porque las aguas bajan revueltas.
 

Nos asaltan dudas kantianas y nos sentimos incapaces de saber si este escándalo tendrá un final justo, feliz o finiquitará agotado como el Rosario de la Aurora, porque esta tremenda chapuza surgió de la mente angelical de RAMON LUIS VALCARCEL SISO, que nombró con el dedo índice a su sucesor con acompañamiento de aplausos de sus monaguillos y las bendiciones del reverendo Rajoy, actuando de madrina la general secretaria y hoy ministra de Defensa, la señora COSPEDAL. Se basaron en un hecho cuasi milagroso. Resultó que Alberto Garre, el presidente en funciones, no se doblegaba a las cacicadas ni estaba dispuesto a funcionar de testaferro, cuando había tantos cientos de negros millones en juego  por todo el Mediterráneo.

Desde Cataluña y sus cuatreros independentistas de la derecha robaperas aliados con la extrema izquierda sacrosanta de las CUP, pasando por Castellón, con parón de Via Crucis en las provincias de Valencia y Alicante, hasta la intocable región murciana, modelo ejemplar en donde la corrupción es un linchamiento de cuatro locos y un grupito de periodistas enloquecidos, empeñados en ir de transparente cacería y luego contar cuentos con la ayuda letrada de gente de leyes.
 

No queremos seguir porque nos aprieta la taquicardia, nos castigamos pensando lo que pueda ocurrir, de todo, y porque tenemos nuestros corazoncitos pletóricos de ternura. Naturalmente nos personamos en socorro de la justicia y en defensa de la Democracia. Nos falta el Te Deum, oficiado por el parlanchín prelado de la diócesis pepera.  La disyuntiva está entre la dimisión inmediata del presidente regional, por decoro y por el buen nombre de Murcia. O una moción de censura sin escandaleras, que tendría como marco el apoyo sin contemplaciones de Ciudadanos, los guerreros del antifaz anti-corrupción, y la elección de un político decente, sin sorteos de loterías tramposas, que debe salir de la jaula en donde trinan tres pájaros con pintas moradas, naranjas y rosas pálidas.

Desde luego, en la cola ya se ha situado, en primer lugar, el compañero González Tovar. Pudiera ser otro, pero como practicamos el  escepticismo y siempre nos la está jugando el Espirirtu Santo, a las murcianas o los murcianos, nos llegan rumores infundados que se pudiera ofrecer bien el alcalde  de Cartagena o Domingo Coronado, el alcalde multiusos de Las Torres de Cotillas, (que en sus años jóvenes levantaba el brazo con el puño cerrado, una garantía sublime ) que es tierra de políticos acabados y periodistas durmientes, aunque soñadores. Ni un pelo nos fiamos. VMPRESS LIBRE

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress