Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Gabriel García Sánchez.
Viernes, 10 de febrero de 2017
sectores que no se pueden dejar en manos privadas

Banca y eléctricas llevan a la gente sencilla por el camino de la amargura

[Img #14220]En este país hay dos tipos de instituciones que, desde hace tiempo, están llevando a la gente sencilla por el camino de la amargura: la banca, cuyo rescate nos ha costado, a escote, a los españolitos de a pie una cantidad que todavía desconocemos; y las empresas energéticas que, después de su privatización, se han convertido en un oligopolio aunque en la práctican funcionan como un monopolio, cuando los liberales nos dijeron que la competencia abarataría el recibo de la luz: ¡Falso!

 

En lo referente a la banca, se ha visto muy claro que se ha utilizado para someter a los ciudadanos a un proceso de usura, mientras que sus dirigentes se han repartido, por toda la patilla, suculentos bonos asegurándose su futuro. ¿Y todo esto para qué?, para poner en evidencia su falta de profesionalidad. Sólo saben ganar dinero fácil a base de comisiones y otras trampas a la gente de nómina y a los pensionistas. Para ejemplo ahí tenemos al Banco Popular, al borde del infarto, al que sólo le queda decidir si se vende entero: sus posibles compradores son el BBVA, el BSCH, o CaixaBank, o en partes; por lo pronto el banco inversor, J. P. Morgan, le ha puesto precio a lo que costaría una OPA: 7.400 millones de euros. En esta situación, lo mejor que se puede hacer es, de momento, nacionalizar Bankia y BMN -en caso contrario se venderán a precio de saldo-, como paso previo a la nacionalización de todo el sector.

 

Muy grave es lo que ocurre con el sector de las energías, en concreto con las eléctricas, al aumentar los precios a su antojo y cortarle la luz en pleno invierno a los energéticamente pobres, con unos recibos que para entenderlos requieren el estudio previo de un máster, y con el llamado “déficit tarifario” que nadie sabe bien por dónde va, pero que si su control queda en manos de las eléctricas y el ministerio del ramo, es muy posible que nunca se termine de pagar. Y si a esto unimos que tenemos un gobierno que sólo piensa en los poderosos y se olvida de los débiles, la consecuencia que se deduce es que caminamos a pasos agigantados hacia un país totalmente desigual –ya lo es ahora mismo -, en el que el dinero se concentrará en las manos de unos pocos, las clases medias caminarán hacia la irrelevancia, y los trabajadores, los que consigan acceder a un empleo, vivirán en la penuria al no cubrir los salarios las necesidades mínimas de la gente.

 

A lo anterior hay que añadirle un aspecto estratégico fundamental: la imperiosa necesidad por razones de supervivencia de ir dejando de lado los combustibles fósiles para que, cuanto antes, toda la energía que se consuma sea limpia y no contaminante, porque nos jugamos nuestro futuro y, especialmente, el de las generaciones venideras.

 

En esta tesitura, se llega a la inmediata conclusión de que un sector tan sumamente estratégico como es el energético, no puede dejarse en manos privadas que sólo buscan el beneficio económico sin importarle para nada lo que le ocurra a la gente de a pie, ni que tengamos un ambiente saludable o no. No queda otra: si queremos proteger nuestro futuro hay que proceder a la nacionalización “ipso facto” del sector. De no actuar así muy pronto empezaremos a pagar con creces nuestra inhibición, porque mañana ya puedes ser tarde.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress